Entendemos por quiropodia el trabajo que hace de mantenimiento el podólogo con el paciente. Consiste en cortar y fresar uñas, deslaminar y eliminar durezas y velar para que los pies estén en las mejores condiciones posibles. 

Hay situaciones muy desagradables y limitantes que tienen fácil solución si acudimos al profesional apropiado. Por ejemplo:

 

  • UÑA ENCARNADA O ONICOCRIPTOSIS

  • CALLOS O HELOMAS

  • VERRUGAS PLANTARES O PAPILOMAS

 

Cerrar menú